domingo, 31 de mayo de 2009

De tenedores y tarántulas.

Ayer, mi hermano con conocimiento de causa, amenaza con colocarme en la mano -mientras yo durmiera- una tarántula que le encargo uno de sus enfermos amigos. Yo, the man with common sense, le pedí que no se molestara porque mientras estuviera esa cosa en el mismo techo que yo, dormiria con un tenedor bajo mi almohada para asesinar en caso de que fuese necesario.



No me creyó.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...