martes, 4 de enero de 2011

Breves.

Ayer fue un día bastante agitado, me levanté temprano con solo cuatro horas de sueño encima, me bañé (si, a veces suelo meterme a remojar en la regadera, ¿que?) y me fui primero a ver que pedo con mi universidad, fui a tres y vi lo de una convocatoria para entrar a la UNAM de Cuautitlán.

Después, fui con un amigo al DF, para ver si me conectaba con un trabajo decente. Porque no les he presumido, pero ya dejaré de persivir ingresos solamente de mis padres y de ser músico de bar, tengo en la cabeza conseguirme un trabajo de medio tiempo, mantenerme ocupado en la escuela y con el trabajo, esa es la idea. Hay varias opciones que estan aún en el aire. También en gran parte, lo necesito para solventar ciertos gastos venideros, aunque también es probable que solo sea temporal porque una tía a mediados de año si todo sale como debe, podría meterme a trabajar, a Bancomer. También hay algo sorpresa, pero de eso no se debe hablar, no hay que adelantarse.

Más tarde, me quede de ver con Emmanuel, para ver algo al respecto. Y esperandolo, para que me recogiera, hasta parece que tengo facha de hippie desempleado con urgencia de trabajo porque una chava se me acerco y me pidio mis datos para ver si quería trabajar en X centro comercial, lo cual, ahora que lo pienso, fue bastante ofensivo ¬¬

Llego Emmanuel, intentamos juntarnos varios, pero no se pudo, asi que -heterosexualmente- solo nos quedamos él, su sobrino y yo. Como niños chiquitos, jugamos videojuegos y en la noche fuimos a un bazar a fresear. Ya cuando vi que eran las 9 de la noche y como por donde vive esta alejadisimo de las paradas de camion, me dio pereza moverme de ahi. Y ahi me quede a "dormir" y lo pongo entre comillas porque solo fueron cuatro horas. Ya que toda la madrugada nos la pasamos comiendo pizza, viendo un par de peliculas y jugando Lucha Libre en el Xbox. También intentamos empedarnos con New Mix jajaja en lo que obviamente fallamos groseramente.

Emmanuel, filosofando.

El señor, siempre cuidandonos las espaldas, jajaja ¿entienden? jaja... bah... olvidenlo ¬¬

Emmanuel a las 2am, ya necesitaba una frazada para cubrirse y no enfermarse.

No, no estaba pedo. Lo que pasa es que como estaban apagadas las luces y la cámara tiene un flash bien apendejante, pues al sacar la foto, te obliga a cerrarlos un poquito. Y si, son dos sensuales y elegantes pijamas.

Me dormí a las 5am mientras Manu aún lloraba por ver Titanic. Desperté hoy a las 9 de la mañana, con dolor de garganta por lo helado de las New Mix y con dolor en el cuello por dormir en un sillón. Lo normal. También hoy, después de poco más de un año y medio, me enteré de que ya no tengo novia.

Ya las cosas no pueden ir peor, a partir de ahora ya solo puede ir mejor.

Y ya.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...