sábado, 23 de enero de 2010

Llevo un día y no me queda más que llorar en el baño.

Hoy regresé a los cursos de ingles. Crudo, apestando a cigarro y sin la menor intención de ir decente(?), pero eso si, como todo un hombre que sabe cumplir con sus obligaciones, sniff...

Mi sorpresa fue que me separaron de mis antiguos compañeros y me colocaron en un grupo horrible, donde todos los hombres son músicos, poetas y locos y además incomprendidos. aaarghhh...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...