lunes, 4 de julio de 2011

Pedoaventura: En mi casa.

Si, en honor al natalicio de mi primo Toño, hubo una especie de peda/parrillada en mi casa... ok, hicimos alitas adobadas y nos empedamos, ¿ya?

La única dificultad al principio fue encender el brazero, yo me ofrecí a hacerlo, pero como soy pirómano hay discriminación clara hacía mi persona cuando se habla de fuego, sniff... así que me senté y observé los numerosos intentos, intentos que fueron desde usar bolitas de papel, cartón y un soplete casero usando un Axe y un encendedor, intentos que solo lograron casi incendiar mi casa y evidentemente todo menos encender el brazero.

¿Qué hace un hombre como yo en una situación así? fácil, piensa en todo lo que ha aprendido de Bear Grylls y usa su sentido común y va por un poco de tiner, lo esparce por todo el carbón y usa el soplete casero. ¿resultado? fuego, mucho, mucho fuego, gritos de histeria y un brazero encendido.

Después de eso, todo fueron risas y alcohol... creo.


Toño con la máscara del "Huracán" y yo con la del Dr. Wagner

Charly y Say, cocineros designados
Toño, supervisando.
Un viejo conocido del blog y muy buen amigo mio. El señor esteroides Mucha Lucha.

Puras señoritas.
Charly compartiendonos su versión de la teoría de la relatividad.
Otro invitado de lujo, Carlitos Vela
Mucha Lucha diciendo de que tamaño es su moralidad, su amor propio y el tamaño de su miembro viril.
Los pensamientos del Mucha Lucha fueron tan claros que hasta la cámara los capto.



Ebrios, enmascarados y mamones.




Wagner y "El Huracán" ídolo de todos los niños que no van a la escuela (de los ninis diría mi querida jaja)
¡Todos querían fotos con ellos!





¡vean esa cara de felicidad!







Charly ya en estado de ebriedad.
Mi primo Toño y yo hechandonos un fondo como Dios manda.


"A mi la cerveza en vaso, por favor"
Compré como 4 kilos de alitas y me dijeron exagerado, pero no quedo más que una.
-¿Todo bien Charly? -Afirmativo mi comandante, todo esta en orden.

Yo fumando con Sarai. Si, yo fumo con sombrero de copa y monoculo porque soy E-LE-GAN-TE


Esa foto ya fue de lo último, cuando la mayoría se había ido y nos estabamos bebiendo una botella de tequila y whisky a puro caballazo.


Al ver la cara de Toño supe que todo fue un rotundo éxito. Todavía duro un par de horas más, pero esas fotos no las puedo subir por eso de la horrible, horrible moralidad.

Otra vez agradezco a mi factor curativo mutante que no sufrí tanto al día siguiente. El saldo solo fue un dedo (mio) lastimado, el baño vomitado y el lógico desmadre del día siguiente. Me fue bien.

¡y se vienen más cumpleaños!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...