sábado, 13 de febrero de 2010

Requiem de un viernes 13 de Febrero.

No todos los viernes 13 precisamente auguran mala suerte -por lo menos no a corto plazo- siempre hay una excepción. Como la qué pude vivir hace un año exactamente, cuando yo, abatido y castrado del convivio(?) que hacen anualmente en mi ex escuela (que bonito fue escribir eso), después de evitar un par de confrontamientos, después de dar vueltas buscando amor y definitivamente después de la pendeja broma de Doby, me fui a sentar a la cafetería.

¿Como iba yo a saber?





Que ahí iba a comenzar todo...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...