lunes, 16 de noviembre de 2009

La gente es ojete, muy pinche ojete.

Hoy fui al Sam´s, tenía que comprar un paquete de chocolates kinder, una caja de chocolate abuelita y un par de medicinas. Todo aparentemente iba bien, hasta que en la entrada me percate de dos peculiaridades, casi insignificantes: uno; no traía membresía y dos; era quincena.

En un descuido del que te revisa la membresía para poder entrar, bueno en realidad atrás de una inocente anciana, logré meterme. Ya adentro me puse a fresear, inclusive me puse a jugar en el Guitar Hero 5 que esta de muestra, lo único molesto era la fila como de nueve niños que estaba atrás de mi esperando una oportunidad ó un descuido mío para poder jugar ellos también, cosa que no ocurrió, hasta para chingarlos más, a la mitad de alguna de las muchas canciones que toqué fingia que me llamaban al celular mientras seguía con la guitarra en la mano y en pausa viendo como los niños deseaban que de la nada llegara Jason y me partiera en dos con su machete. Después de un rato me aburrí y me fuí a buscar lo que se me había encomendado.

Cuando tomé los kinder y el chocolate abuelita me fui a la zona de cajas, ahí espere que un alma piadosa me ayudará a pagar. Nadie se me acerco. Entonces tuve que acercarme yo a varias personas a pedirles ayuda. No miento, como a quince les pedí el favor y cada uno me di excusas tan pendejas que iban desde un "me van a regañar" hasta "mi religión me lo prohibe".

Total que una señora me vio y supongo que le di lastima y accedió a ayudarme. Después de la primera parte de mi odisea, venía la parte en la que le tenía que pedir a alguien que me comprara dos medicamentos. Y debo confesar que esta fue la parte más difícil porque si me mandaron a la chingada con los chocolates esto fue totalmente peor, nadie me quizo ayudar, nadie. Me ignoraban ó se iban pensando que les quería vender un chocolate, sniff...

No sé, yo creo que pensaron que quería algún medicamento fuerte ó drogas, no sé. Hasta que la cajera de la farmacia se apiado de mi al ver que uno de los dos medicamentos era para los cólicos y me cobro usando la membresía del último que compro algo.

En la factura decía que el nombre del último que pago era Aniceto y que vive como a cinco minutos de mi casa. Le mandaré hacer una lona en agradecimiento.

Pero pinche gente ojete, me cae.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...