martes, 14 de septiembre de 2010

Y así, Ad Infinitum.

[Felicitaciones a Organza... es como si hoy el perfume ya no tuviera que estar hecho forzosamente de aceite de ballenas destripadas.]

La quimica es lo que se lleva hoy, y hoy me meteré toda la quimica que caiga en mis zarpas, porque esa fragancia me recuerda a ti, como decian en algún anuncio. La fragancia de ayer me perdurara aún hoy aquí. Estoy derrotado. Hecho polvo, tirado y obsecionado. Tengo que irme, porque tú sigues aquí en mi aire, jodiéndome el sentido del olfato, invadiendo mis ondas aéreas, en las sábanas, en el baño. ¡MI CAMA HUELE A TI! los discos, los libros y el aroma aquí. En mi refugio. Al lugar al que he llegado a rastras para morir como un gato mal herido que busca cobijo bajo una casa y se tumba a esperar.

No invento temas de interes para conversar. No tengo nada que decir ó preguntar, me limito a seguir el juego. En cierto modo soy un reaccionario, reacciono simplemente ante lo que dicen los demás.

No pienso y cuando lo hago, olvido. Por cierto, ¿que se le debe de decir a una persona cuando un familiar suyo cumple un par de años de haber muerto? ¿lo siento?, ¿mi más sentido pesame?, ¿felicidades?

Dame un más allá a lo Leonard Cohen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...